PASOS DE SEVILLANAS

Posición:

Pie derecho delante del izquierdo, levemente vuelto hacia su lado, y pie izquierdo inmediatamente detrás también levemente vuelto hacia su lado.

Los brazos quedan curvados con las manos a la altura de la cadera derecha y suben lentamente al iniciarse la música.

Los brazos deben quedar arriba estirados.

Movimientos:

Cada baile se compone de cuatro tiempos cuyo comienzo, el paseíllo, y la vuelta final son idénticos, salvo los matices que se indican.

Se empieza siempre con el pie izquierdo y baja por fuera el brazo del mismo lado.
Siempre baja el brazo del lado correspondiente al pie que se adelanta.
Cuando se indica "planta" quiere decir que se debe apoyar todo el pie.
Cuando se indica "punta" debe apoyarse sólo los dedos del pie con el tacón levantado. 
Donde se dice "golpe" debe entenderse que se da con toda la planta del pie. 
Salvo indicación contraria, la notación "der." o "izq." significa que el paso debe darse apoyando todo el pie derecho o izquierdo.

Paso de sevillana o paseíllo: se da siempre al comienzo de cada tiempo del baile y de cada una de las tres partes de cada tiempo. Puede tener cinco pasos (avanza planta izq., punta der. se apoya inmediatamente detrás del pie izq., retrocede la planta der., la punta izq. apoya inmediatamente delante del pie der. y retrocede luego a su posición inicial) o seis, en cuyo caso el pie der. retrocede hasta apoyar inmediatamente detrás del izq. Se inicia tanto con el pie izq. como con el der.

El cruce se hace girando indistintamente a derecha o izquierda: golpe con el pie girado hacia el lado contrario y bajando el brazo del lado del pie que golpea, levantar el pie contrario y apoyar girando hacia el lado del pie que golpea, planta y sube el brazo.

El zapateado de la tercera se inicia con el pie de fuera (der. en la derecha e izq. en la izquierda): punta y tacón, dos golpes, golpe.

El careo se da siempre girando hacia el mismo lado: avanza el pie izquierdo, avanza el pie derecho por detrás y baja el brazo derecho, momento en que se produce el cruce, avanza el pie izquierdo y se gira sobre él hacia el mismo lado mientras el brazo derecho termina su recorrido el brazo del mismo lado realiza su recorrido completo.

En la vuelta final se gira hacia la izquierda con las manos a la altura de la cadera.

El final puede variar según la imaginación de cada pareja o bailarín.

Ya vale. Ahora vamos a bailar.